lunes, 9 de diciembre de 2013

El club de los poetas muertos

De entre las muchas y muy interesantes películas que ilustran problemáticas ligadas al cambio educativo, me he decantado por "El club de los poetas muertos" porque, además de ilustrar las intenciones, metodos, dificultades, limitaciones y conflictos de un profesor, conecta con un sugerente comentario que se hace en el  libro de Pennac "Mal de escuela":

Sería interesante analizar el triunfo que obtuvo entre los jóvenes espectadores de 1989 El club de los poetas muertos, casi unánimemente abucheada por nuestra crítica y nuestras salas de profesores: demagogia, complacencia, arcaísmo, bobaliconería, sentimentalismo, pobreza cinematográfica e intelectual, argumentos todos ellos que no pueden discutirse razonablemente. Pero lo cierto es que hordas de alumnos corrieron a verla y regresaron encantados. Suponerles fascinados solo por los defectos de la película es formarse una opinión muy pobre de toda una generación. Los anacronismos del profesor Keating, por ejemplo,no escaparon a mis alumnos, ni su mala fe:

-Keating no es del todo “honesto” con su Carpe diem, habla como si estuviéramos aún en el siglo dieciséis;pero en el siglo dieciséis se morían muchos más jóvenes que ahora.

-Y, además, el comienzo es un asco, cuando hace que rompan el manual escolar, un tipo que pretender ser tan abierto.. Ya puestos a ello, ¿por qué no quemar los libros que no le gustan? Yo me habría negado.

Pero, dejando esto aparte, mis alumnos habían “adorado” la película. Todos y todas se identificaban con aquellos jóvenes norteamericanos de finales de los años cincuenta que, social y culturalmente hablando, tenían tanto que ver con ellos como unos marcianos. Todos y todas se pirraban por el actor Robin Williams (los adultos consideraban que se pasaba de la raya). El profesor Keating encarnaba, a su modo de ser, la calidez humana y el amor por el oficio: pasión por la materia enseñada, absoluta entrega a sus alumnos, todo servido por un dinamismo de infatigable entrenador. El cerrado reducto del internado contribuía a la intensidad de sus cursos, les confería un clima de intimidad dramática que elevaba a nuestros jóvenes espectadores a la dignidad de estudiantes con todas las de la ley. A su modo de ver las clases de Keating eran un rito de paso que solo les incumbía a ellos. No era asunto de la familia. Ni de los profesores. Uno de mis alumnos expresó sin ambages:

-Bueno, a los profes no les gusta. Pero es nuestra película, ¡no la suya! 

Aunque supongo que la mayoría ya la habréis visto, no está de más refrescar algunos momentos que, aplicando el modelo de Fullan, ejemplifica a la perfección un cambio que estaría entre el nivel dos (metodológico) y tres (de formas de pensar). Y, también hay que decirlo, algunos efectos colaterales de la arrogancia transformadora de un educador movido por la creencia de que "hay que cambiarlo todo".







21 comentarios:

  1. La verdad es que a mí, personalmente, me gustó mucho el modo en que cambia a los chicos aportándoles algo que hasta el momento nunca habían tenido: Poder de decisión.

    Aporta clases distintas, dónde los alumnos ya no son becerros que, con los ojos tapados, siguen la línea marcada por los profesores, sino que buscan la suya propia.

    Ese poder de decisión debe otorgarse con cuidado. La película deja claro, con la muerte final de uno de los chicos, que hay que tener mucho cuidado con la manera en que, como profesores, influimos en los alumnos (A pesar de que lo exagera bastante).

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con jesus aunque me gustaria matizar el hecho de que se le debe dar una progresiva autonomia a los alumnos a partir del momento en el cual tengan una cierta base de conocimiento , ya que sin esta base , puede que no se obtenga el resultado deseado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
      Personalmente creo que los alumnos deben ser instruidos, llevar los "ojos tapados" como dice Jesús, al principio porque si no siguen la línea marcada por el profesor puede tener resultados muy negativos.

      Eliminar
    2. Creo que ese pensamiento puede ser debido a que todos estamos ya muy metidos en el tipo de educación actual, dirigida. En mi opinión el ser humano es curioso por naturaleza, si se aprovecha esa curiosidad para crear en los alumnos ansias de saber, podremos instruirles en esa base sin necesidad de que lleven los ojos tapados. En mi blog hace unos días, desarrolle un poco más esta idea en un post, por si os interesa echarle un vistazo aquí lo tenéis: http://edmovmiguelatobi.blogspot.com.es/2012/12/fomenta-tu-creatividad.html

      Eliminar
  3. Efectivamnete, poder de decisión... Está claro que a los alumnos debe otorgarseles este poder, ya que la toma de decisiones es algo fundamental (y más aun lo es en nuestro campo, la educación física)pero creo que este oder de decisión no debe otorgarse a cualquier edad ni a cualquier precio(hablando siempre de el actual sistema de educación), pues puede ser interpretado de manera erronea, por ello creo que la educación secundaria sería el momento clave para ir aplicando esa progresiva autonomía que bien nos dice Sergio, hasta llegar a una total autonomía en la universidad.

    ResponderEliminar
  4. Quería resaltar el hecho de que este profesor trasmita la idea de que todo lo que se hace, porque se haga desde hace mucho tiempo no tiene porque estar bien hecho. Con esto me refiero que igual que la sociedad cambia, evoluciona.. la educación tiene que ir a la par, porque sino nos quedamos atrás,incluso aveces retrocedemos aun más... hay que reflexionar sobre la forma de "llegar" y "calar" en los alumnos, y para eso primero hay que conocerlos.

    ResponderEliminar
  5. La Sabiduría de las Edades es algo que sería muy necesario en nuestras escuelas y en nuestros hogares. Educar es siempre una relación entre edades; pero éstas son algo más que un proceso biológico. Te invito a pensar y a sentir sobre ello en el siguiente vídeo: http://vimeo.com/36598783

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo que, a principios de este curso, cuando vi por primera vez la película, me encantó. Ahora mismo, aunque me sigue gustando, empiezo a encontrarle pegas. Supongo que es porque la primera vez que la vi lo hice desde el punto de vista del alumno, y, como Pennac dice en su libro "¡Es nuestra película!". Pero ahora que voy leyendo cada vez más sobre distintos métodos, sobre cómo mejorar el sistema educativo, como hacer que nuestros alumnos aprendan de verdad... es decir, ahora que me voy metiendo poco a poco dentro de la piel del profesor (que, al fin y al cabo, es a lo que me quiero dedicar) voy encontrando algunas cosas de la película que no comparto, por ejemplo, como tú lo has llamado Víctor, esa arrogancia de tener que cambiarlo todo. Sin embargo, la parte de alumna sigue "ganando" a la de profesora, y para mi Keating representa a ese profesor entregado, que busca enriquecer tanto el espíritu como la mente de sus alumnos, uniendo ambas partes, siendo una el medio para lograr la otra.

    ResponderEliminar
  7. Creo que este profesor representa un rol muy marcado, y por eso se ha creado tan rompedor, tiene que dar esa imagen. Por supuesto que es arrogante, pero lo importante de él no es que quiera cambiarlo todo, sino que está dispuesto a cuestionarse lo establecido. Ese espíritu renovador se ha llevado al máximo pero no deja de ser ficción, y desconozco que porcentaje de realidad habrá en el personaje. Como conclusión creo que todos deberíamos llevar algo de Keating dentro.

    ResponderEliminar
  8. Grann fragmento, el que vimos el otro día en clase de la película. El profesor es capaz de cambiar la dinámica de enseñnaza por el bien de sus alumnos. Sus métodos no gustan a otros y él lo sabe, pero aún así continua con sus ideas, porque piensa que son las que mejor funcionarán en beneficio de sus alumnos. Esto me recuerda a la práctica que hicios en clase, que tenía que ver con el método que se debía emplear para conseguir una clase más productiva y de lo que yo aprendía aquel día es que "cada maestrillo tiene su librillo" y debe poner en práctica aquello que hay escrito en él, aunque siempre estará condicionado por la clase a la que se enfrenta.

    ResponderEliminar
  9. Os invito a leer mi reflexión acerca de ESE profesor que se nos presenta en la pelicula http://juanitoedmov.blogspot.com.es/2012/12/ese-profesor.html

    ResponderEliminar
  10. Gran película, esta película nos hace reflexionar sobre el poder de decisión que tenemos como alumnos, pero antes de esto debemos mirar el mundo con "otras gafas" es decir para ser crítico sobre las cosas que nos enseñan y que vemos día a día hay que ser consciente de ellas y saber que están ahí.Y este profesor les enseña a mirar el mundo de la educación con otras gafas haciéndoles comprender la asignatura desde otro punto de vista.

    ResponderEliminar
  11. En este caso la personalidad que tiene el profesor ayuda a captar la empatia de los alumnos. Pienso que aunque probablemente la metodologia de enseñanza es demasiado extremista o mejor dicho, cambiantea la que existia en la epoca en la que se rodo, la pelicula consigue captar inmediatamente la atención y complicidad del espectador, por la ruptura de ideas que supone para esos chicos la pedagogía y la personalidad del personaje que hace de profesor.

    Oh capitan mi capitan¡¡

    Precisamente es eso lo que se busca en la personalidad del profesor,un capitan de barco que te enseñe a utilizar el catalejo, que te ayude a manejar el timon... en definitiva que te guie en la ruta de destino al que quieres llegar, pero siempre dandote ideas y no dandote las cosas hechas. El profesor en esta pelicula pretende dejar atras la filosofia de "toda la enseñanza esta en los libros" para proponer otro sistema educativo que también es licito.

    ResponderEliminar
  12. Acabo de acabar de ver la película y me ha parecido fascinante el cambio que ha producido el profesor en sus alumnos. En la película el profesor propone una enseñanza diferente a la habitual y que consigue que los alumnos se apasionen por una asignatura que no les gustaba. En los tiempos que corren, ¿sería posible un cambio tan drástico como el del profesor Kitting sin que hubiera repercusiones?

    ResponderEliminar
  13. Creo que lo realmente importante de esta película es que supone UN CAMBIO. Estoy de acuerdo que el profesor Keating en ocasiones es contradictivo y sus métodos no son los más correctos, pero a lo que creo que tenemos que atender es al cambio. Es importante en temas de educación no hacer lo mismo de siempre, lo que hacen todos los profesores, si no buscar los métodos más adecuados a nuestros alumnos, métodos que realmente les hagan aprender. El profesor Keating representa el cambio, el profesor guiado pro el amor a sus alumnos, que se preocupa por ellos a nivel individual, y que busca. No es un profesor cualquiera, es un profesor que dejará una marca en sus alumnos, los cuales habrán aprendido cosas que van más allá de los conceptos, habrán aprendido valores, conocido perspectivas diferentes, y habrán pensado en cosas en que jamas se les hubiera ocurrido pensar. Esto al fin y al cabo es la educación.

    ResponderEliminar
  14. Destacar sobre todo el cambio metodológico que produce en la enseñanza estimulando el aprendizaje de los alumnos. Les aporta una mayor autonomía. Tiene un cierto paralelismo con lo acontecido durante este cuatrimestre. Al principio comenzamos con una profesora, una asignatura que no tenía ningún atractivo. Luego con víctor, nos concedió mayor autonomía y utilizando otro método como la realización del blog, llegando a producir mucho interés en la asignatura. Gran película

    ResponderEliminar
  15. Bajo mi punto de vista, la forma en que el profesor consigue el interés de sus alumnos por sus clases es admirable, pero también muy atrevido. Esto es una película y las cosas al protagonista le salen como esperaba (con esfuerzo y dedicación), pero qué pasaría si un profesor utiliza métodos parecidos y no le funcionan? No solo te juegas tu trabajo, sino el futuro de tus alumnos. Por tanto creo que este tipo de metodología sería buena aplicarla si tienes un gran tanto por ciento de seguridad de que va a funcionar, sino puede tener un final muy drástico.

    ResponderEliminar
  16. Gran película en la que el profesor capta el interés de sus alumnos con métodos alternativos y valientes. En mi blog he subido una entrada sobre otra película en la que el profesor también tiene mucha importancia en sus alumnos. También se puede ver cómo enseñar algo de una manera incorrecta puede tener repercusiones negativas.
    Os dejo la dirección: http://nachomoyaedm.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Bajo mi punto de vista, creo que el profesor de la película gusta tanto porque rompe con lo tradicional, trasladando el protagonismo a sus alumnos, dándoles poder y autonomía. Pero creo que romper estas barreras tradicionalistas es algo muy arriesgado que acaba costándole su puesto de trabajo. Es el profesor que desearíamos tener y ser, reto difícil en los tiempos que corren.

    ResponderEliminar
  18. Estoy totalmente de acuerdo con mi compañero Toni, este profesor busca ir más allá de lo básico, innovando en su profesión para conseguir el máximo rendimiento de sus alumnos. Esta claro que innovar conlleva un riesgo, que se debe sopesar antes de nada, pero como dice mi compañero es el objetivo que cualquier docente debería tener para llegar a los alumnos y conseguir que se involucren en la tarea en el mayor grado posible.

    ResponderEliminar
  19. Como bien han dicho alguno de mis compañeros el profesor de la película intenta que los alumnos piensen por si solos en cuanto a los métodos de educación, sobre como se trabaja, que se aprende, porque y para que. Me gusta mucho que los profesores sea en el ámbito que sea busquen una nueva forma de aprendizaje que rompa con lo ya establecido y ayude a sus alumnos a que sean ellos los protagonistas en su aprendizaje.

    ResponderEliminar